Cada día de clase hay un experimento, la creación de un proyecto con elementos cotidianos, reciclados, tu propio arte y siempre, unas conclusiones de lo que hemos aprendido. Lo que en teoría cuesta asimilar, a través de la propia experiencia nunca se olvida!!!

Objetivos.

1.  Acercar la ciencia experimental a los niños para que utilizando su ingenio y su curiosidad puedan aprender a interpretar el mundo que les rodea.

2. Que disfruten y se diviertan con las actividades realizadas. Los niños tienen una gran motivación por acudir cada día, disfrutan de la satisfacción de aprender cosas por sí mismos y de poder compartir sus descubrimientos.

Es una experiencia positiva para ellos en todos los aspectos:


A nivel personal: Aumenta la seguridad y la autoestima. Aprenden a confiar en sus razonamientos y exponerlos ante los demás.

A nivel social: Favorece las relaciones con otros compañeros al tener que trabajar juntos.

A nivel organizativo: Se fomenta el trabajo metódico, limpio y ordenado.

A nivel académico: Se introduce a los alumnos en la parte experimental de disciplinas tales como tecnología, lógica, física, química o biología.

Más información sobre Diverciencia y Maker